0

El fraude fiscal internacional que permiten los países ricos afecta a los países más pobres. Mientras que los países de rentas más altas pierden un 9,7% del conjunto de sus presupuestos de salud pública, las pérdidas en ingresos fiscales de los países de rentas más bajas son el equivalente a casi 48% de sus presupuestos de salud pública – y, a diferencia de los países miembros de la OCDE, tienen poca o ninguna influencia en las normas internacionales que continúan autorizando estos fraudes.

¿Quiere saber más sobre el informe y sus datos claves? Acceda a www.globaltaxjustice.org

JUSTICIA FISCAL

Afirman que la evasión fiscal profundiza el desfinanciamiento educativo en la región

Anterior Artículo

25-26 Nov: Días de acción global por justicia fiscal en la industria extractiva

Siguiente Artículo

You may also like

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *